Dictadura de Bielorrusia obliga periodista detenido a confesar crímenes que no cometió

Periodista Roman Protasevich siendo detenido por las autoridades del Regimen de Bielorrusia

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 48 segundos

Desde su polémica y arbitraria detención el periodista Roman Protasevich se encuentra sometido al régimen de Bielorrusia, luego de que fuera arrestado por el gobierno de este país al obligar a aterrizar el avión donde se encontraba el periodista bajo una falsa amenaza de bomba.

La noticia le dio la vuelta al mundo entero y derivó en protestas y sanciones contra el gobierno de Alexander Lukashenko, al que algunos gobiernos europeos acusaron de «terrorismo de Estado» debido a la arbitrariedad de lo ocurrido.

La respuesta del dictador Lukashenko fue justificar lo ocurrido alegando que el periodista estaba incurso en un plan golpista para consolidar una rebelión en su contra con el fin de sacarlo del poder por medio de protestas.

Confesión forzada

En medio de la polémica por su detención el periodista disidente Roman Protasevich apareció en una entrevista transmitida por uno de los canales públicos del estado bielorruso donde elogiaba la gestión del dictador Alexander Lukashenko y su confesión como organizador de protestas en contra del gobierno de Bielorrusia con el fin de sacar del poder a Lukashenko.

Las declaraciones del periodista detenido fueron duramente criticadas al este ser uno de las voces más críticas en contra del dictador bielorruso por lo que se cree que estas declaraciones fueron ofrecidas luego de posibles amenazas y torturas en contra del periodista.

Familiares Protasevich expresaron que él era incapaz de pensar de esa manera pues sus valores y forma de pensar son muy claras al igual que su postura en contra de la dictadura de Bielorrusia por lo que denuncian que el joven periodista de 26 años confesó falsamente bajo coacción del régimen de Lukashenko.

El joven periodista dijo durante la entrevista que había criticado mucho al mandatario, pero sugirió que su punto de vista había cambiado. «Empecé a entender que él estaba haciendo lo correcto y, ciertamente, lo respeto».

El padre Protasevich dijo que «Conozco muy bien a mi hijo y creo que nunca diría esas cosas. Lo quebraron y lo obligaron a decir lo que necesitaban», dijo.

Contexto político

En 2020, fue colocado por las autoridades bielorrusas en una lista de «individuos implicados en actividades terroristas».

Ese año hubo protestas masivas en Bielorrusia luego de que Lukashenko, quien ha gobernado el país desde 1994, se declaró vencedor de las elecciones presidenciales celebradas el 9 de agosto y cuyos resultados fueron denunciados como fraudulentos por la oposición.

Entonces, las manifestaciones fueron reprimidas y los líderes de la oposición terminaron presos o exiliados.

El periodista y su novia, Sofia Sapega, volaban de regreso a Lituania, donde ambos vivían, cuando su avión aterrizó en Minsk por una falsa amenaza de bomba.

Ahora se enfrenta a cargos graves como el de provocar disturbios masivos, castigado con hasta 15 años de prisión, y otras acusaciones por terrorismo que conllevan sentencias más altas. Personas que estaban en el avión cuando fue detenido, aseguraron que el joven periodista dijo que: «Aquí recibiré la pena de muerte».

Después de ser arrestados por la policía, Protasevich y Sapega aparecieron en videos donde se les mostraba haciendo lo que parecían ser confesiones forzadas de crímenes contra las autoridades bielorrusas.

Síguenos en: Facebook | Twitter | InstagramTelegram

Puede interesarte leer: Juventud, un elemento necesario en la política – por Jennifer Barreto-Leyva

Comparte esta noticia:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Publicidad

Nuestras redes

Otras noticias

Mantente informado

Suscríbete a nuestro newsletter

Estamos en contra del spam, envíamos cada 15 días las noticias más importantes de nuestro sitio, y otras novedades que podrían interesarte.

Noticias relacionadas