Edificio donde opera el Consulado de Venezuela en Medellín es reclamado como parte de un conflicto legal

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 25 segundos

Edificio donde opera el Consulado de Venezuela en Medellín es reclamado como parte de un conflicto legal

Una disputa legal tiene lugar por la propiedad del edificio donde opera el Consulado de Venezuela en Medellín dejando en el limbo una gran cantidad de trámites consulares debido al incumplimiento de pagos como a la falta de relaciones diplomáticas entre Venezuela y Colombia. 

La viuda de 80 años dueña de la casa en la que opera el consulado desde hace más de 30 años se encuentra en una serie de reclamos para lograr recuperar su propiedad desde la que hace más de 3 años no recibe el pago del alquiler. 

La principal razón de este problema llego luego de que el 23 de febrero de 2019 el líder del régimen chavista en Venezuela Nicolás Maduro rompiera relaciones diplomáticas con el estado colombiano, desde entonces el consulado venezolano se encuentra cerrado y al ser una sede diplomática la propietaria no puede tener acceso al lugar. 

Esto está abandonado y tiene una humedad terrible que me está afectando no solo mi vivienda, sino también mi salud y la de mi mamá, quien con la humedad empeora porque padece EPOC”, dice María Romero, vecina del antiguo consulado.

El inmueble está protegido por la Convención de Viena, que establece las normas sobre las Relaciones Diplomáticas y en uno de cuyos artículos dice: «Los locales de la misión son inviolables. Los agentes del Estado receptor no podrán penetrar en ellos sin consentimiento del jefe de la misión«.

Debido a esto la propietaria no ha podido entrar a su propiedad y mucho menos poder recibir algún tipo de beneficio económico del mismo, la deuda actual por el alquiler sería el equivalente a 204 millones de pesos colombianos los cuales son adeudados por el estado venezolano. 

Ella cuenta que justo cuando llegó la crisis diplomática que la afectó con su propiedad, perdió a su esposo. El dinero del arriendo les permitía pagar otra vivienda en la ciudad y vivir cómodamente.

Pero al no tener con qué pagar más arriendo, tras el incumplimiento de Venezuela le tocó irse a vivir a Bogotá, donde un hijo. Sin embargo, su salud se ha visto deteriorada debido al frío de la capital, así como por el estrés de la incertidumbre con su casa, sin aparente solución a corto plazo.

Fuente: El Tiempo 

Síguenos en: Facebook | Twitter | InstagramTelegram

Puede interesarte leer: EE.UU anuncia que todo su personal militar abandono finalmente Afganistán

Comparte esta noticia:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Publicidad

Nuestras redes

Otras noticias

Mantente informado

Suscríbete a nuestro newsletter

Estamos en contra del spam, envíamos cada 15 días las noticias más importantes de nuestro sitio, y otras novedades que podrían interesarte.

Noticias relacionadas