La táctica de la desaparición del régimen de China con las celebridades que lo desafían

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 45 segundos

En noviembre, la tenista china Peng Shuai acusó al ex vice primer ministro de China Zhang Gaoli de forzar una relación sexual con ella tres años atrás. Su mensaje, publicado en una red social, fue rápidamente censurado y la deportista de 35 años desapareció del radar durante tres semanas.

Esta semana reapareció tan misteriosamente como había desaparecido, y su historia ahora es diferente: “Quiero destacar un punto muy importante: yo nunca dije o escribí nada acusando a alguien de asaltarme sexualmente. Quisiera enfatizar este punto muy claramente”.

El caso de Peng Shuai, se suma al de la actriz de X-Men Fan Bingbing y el fundador de Alibaba, Jack Ma, símbolos del poder de Beijing y su alcance hasta en las Mecas occidentales de Hollywood y Wall Street. Pero estas figuras también generaron incomodidad y desafiaron al régimen. Desaparecieron de un día para el otro y reaparecieron con un discurso diferente, la estrategia favorita de China para lidiar con la rebelión.

Fan Bingbing, quizás la actriz más famosa de China por su participación en la película X-Men: Days of Future Past, fue la primera víctima célebre de la Comisión Nacional de Supervisión (CNS), un ente formalmente autónomo dispuesto por Xi Jinping que tiene la potestad de mantener a sospechosos incomunicados durante seis meses, sin derecho a ningún tipo de defensa y sin siquiera avisar a su familia.

En junio de 2018 se desvaneció. No había rastros de ella en las redes sociales y sus conocidos no sabían nada. A principios de octubre, la agencia de noticias Xinhua informó que había sido arrestada —sin decir dónde— por una deuda impositiva que ascendía a 130 millones de dólares. Luego regreso con una disculpa humillante:

He padecido un dolor y tormento como nunca en la vida. […] Sin las excelentes políticas del Partido y el país, sin el cariño de la gente, no existiría Fan Bingbing”.

Las autoridades comenzaron a poner presión sobre los negocios de Jack Ma, el fundador de Alibaba, desde que el empresario, uno de los hombres más ricos de China, diera un discurso a fines de octubre del 2020 que les molestó.

Todo iba bien hasta que, en un momento, Ma comenzó a invitar al público a considerar la necesidad de reformar el sistema financiero del país”, como describió Time, y “traspasó un límite. Según se interpretó, acusó indirectamente a las autoridades de sofocar la innovación.

Otros casos son aún más misteriosos.

Uno de los casos más conocidos es el de la actriz Zhao Wei, quien hubiese desaparecido sin dejar rastro, como si jamás hubiera existido. A su inexistencia se sumó que no había registro de ella en la web, ni fotos, información, películas, nada.

Al percatarse sus fans de lo anterior y con motivo de alertar sobre el tema, fueron silenciados y las publicaciones en internet que mencionaban su nombre fueron censuradas en China. ¿El motivo? Se cree que para el régimen chino la actriz incitaba a lo vulgar, a un estilo de vida promiscuo, faltando a las tradiciones chinas.

Fuente: Infobae

Síguenos en: Facebook | Twitter | Instagram | Telegram

Puede interesarte leer: El estrés navideño es real y así puedes prevenirlo

Comparte esta noticia:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Publicidad

Nuestras redes

Otras noticias

Mantente informado

Suscríbete a nuestro newsletter

Estamos en contra del spam, envíamos cada 15 días las noticias más importantes de nuestro sitio, y otras novedades que podrían interesarte.

Noticias relacionadas