Prostitución y explotación sexual el nuevo negocio criminal que opera en Venezuela

Venezuela es un centro de operaciones para redes de trafico de personas y explotación sexual de inmigrantes

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 28 segundos

La realidad económica, política y social que sufre Venezuela es el caldo de cultivo que lleva a peligrosas mafias dedicadas a la prostitución, tráfico de personas al igual que la explotación sexual de mujeres adultas, niñas y adolescentes a convertir a Venezuela en centro de operaciones para reclutar mujeres con el fin de generar un negocio lucrativo pero inmoral.  

Según señala el medio de comunicaciones El Cooperante tuvo contacto con un agente policial llamado el cual no confirma su identidad por motivos de seguridad, el cual afirmo que Venezuela se ha convertido en un centro de operaciones para los delitos relacionados con la prostitución, trata de blancas y explotación sexual.

“Yo he investigado varios casos. Hay gente con mucho dinero invertido en los migrantes. En ocasiones los delincuentes le dicen a la familia de los viajeros que el bote se hundió, cuando al final no es así”.

La explotación sexual, un negocio clandestino

Lo que expresa el agente policial entrevistado es que en el estado Sucre, donde salen los migrantes hacia Trinidad y Tobago “todos conocen del negocio. Nadie se va a pronunciar; parece mentira, pero están a la vista de todos y nadie dice nada”.

Trafico humano, un lucrativo negocio

Según la fuente consultada el tráfico de personas que salen desde las cosas venezolanas con destino a Trinidad y Tobago es un negocio lucrativo que genera miles de dólares. Un pasaje en lancha para llegar a esta isla caribeña puede costar hasta 500 dólares por persona.

“De diez embarcaciones, siempre una naufragaba”, dice la fuente, mientras expreso que el paso de Boca Dragón es uno de los más complicados y transitados por “piratas”, quienes manejan su negocio delictivo en la zona.

El mundo delictivo relacionado con el tráfico de personas y redes de tratas de blancas parece tener complicidad en todos los niveles sociales desde personas del común pasando por bandas criminales hasta cuerpos de seguridad quienes dificultan diferentes investigaciones.

“Hay mucho poder involucrado detrás de las mafias. La corrupción en los cuerpos policiales afecta directamente a las víctimas”.

Fuente anónima

Por el naufragio de Mi Recuerdo, la fiscalía imputó a Luis Ramón López, de 60 años y a Luis Martínez, alias “Che María”, de 54 años quienes eran los dueños de la embarcación que naufrago en las costas de Güiria en el estado Sucre cuando intentaba trasladar ilegalmente personas hacia Trinidad y Tobago. Un mes después, fueron liberados.

“Eso es un caso digno de magia ¿Cómo es posible que personas vinculadas a crímenes de lesa humanidad no estén presas? De haber un beneficio procesal, esto no debería existir”

Detenidos por traficar con personas

El fiscal del régimen de Tarek William Saab afirma que en Venezuela se encuentran imputadas 196 personas relacionadas con el tráfico humano quienes ven en la crisis del país un negocio que genera muchos beneficios económicos.

Las bandas de trata operan en las fronteras; comienzan ofreciéndoles a las víctimas trabajo y un futuro en los países destino; la realidad es diferente. La mayoría termina bajo regímenes de esclavitud, abusadas sexualmente y les retiran sus documentos de identidad, como método de amenaza.

El agente de seguridad anónimo expreso que en su momento comenzó una investigación para conocer sobre una red de trata de mujeres que opera en el estado Bolívar las cuales en su mayoría son jóvenes o adolescentes las cuales son llevadas a las minas para ser explotadas sexualmente.  

“Nadie se va a pronunciar sobre eso porque hay manos muy poderosas metidas en el fuego. Es trata con fines de prostitución forzada; menores de edad metidas en un hueco, solo para satisfacer las necesidades sexuales de los mineros”, dijo.

La frontera con Colombia sería otro punto crítico donde operan las bandas criminales dedicadas a la explotación sexual donde una mujer opera reclutando víctimas en diferentes casas del estado Guárico.

“Salen desde los pueblos más vulnerables. Las llevan a Colombia, a una zona boscosa, en donde solo tienen acceso paramilitar o delincuentes que escapan de la justicia”, expreso la fuente anónima.

Estas mafias, al año, pueden llegar a tener cientos de miles de dólares en ganancias únicamente por la explotación sexual de adolescentes y mujeres jóvenes, quienes son ajusticiadas si son “pescadas” intentando escapar.

Fuente: El Cooperante

Síguenos en: Facebook | Twitter | InstagramTelegram

Puede interesarte leer: El acoso, un mal creciente por Jennifer Barreto-Leyva

Comparte esta noticia:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Publicidad

Nuestras redes

Otras noticias

Mantente informado

Suscríbete a nuestro newsletter

Estamos en contra del spam, envíamos cada 15 días las noticias más importantes de nuestro sitio, y otras novedades que podrían interesarte.

Noticias relacionadas