Senado declara procedente juicio político en contra de Donald Trump

Cámara de Representantes aprueba un nuevo "impeachment" en contra de Donald Trump

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 50 segundos

El senado de los Estados Unidos declara legal el juicio político en contra de Donald Trump por el asalto al capitolio por parte de un grupo de manifestantes que buscaba protestar en contra de la ratificación de Joe Biden como presidente electo del país.

El objetivo del juicio es no buscar declarar a Donald Trump culpable con el fin de llevarlo a la cárcel sino de inhabilitarlo políticamente para que no pueda volver a participar en algún proceso electoral debido a la gran popularidad con la que aun cuenta el expresidente.

La defensa de Trump al igual que la mayoría de los republicanos buscaban desestimar el juicio político alegando la falta de constitucionalidad para juzgar al expresidente basado en el argumento de que no se puede formular un juicio político a quien ya no es presidente.

Trump quien pidió a sus a sus seguidores a marchar y protestar frente al Congreso es acusado de ser el responsable del asalto al edificio gubernamental por parte de un grupo molesto de manifestantes quienes entraron al capitolio a la fuerza causando la muerte de al menos 5 personas en el intento.

«Los cargos contra el expresidente Trump son los más graves jamás presentados contra un presidente en la historia de Estados Unidos», afirmó el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer.

Discusión sobre el juicio politico

El hecho de que Trump sea el primer presidente de Estados Unidos que enfrenta un juicio político cuando ya no está en el poder centró la sesión inaugural del «impeachment», el segundo que se celebra en el Senado contra el ahora exmandatario.

Los abogados de Trump argumentaron que era inconstitucional juzgarle políticamente cuando ya no está en la Casa Blanca, mientras que los «fiscales» demócratas defendieron el proceso, al recordar que evaluaba hechos que ocurrieron cuando todavía era presidente.

«No podemos crear una ‘excepción de enero’ en nuestra preciada Constitución, para que los presidentes corruptos tengan unas semanas para hacer lo que quieran» al final de su mandato sin temor a ser juzgados, dijo el «fiscal» jefe del «impeachment», el legislador demócrata Jamie Raskin.

El Senado le dio la razón unas horas más tarde, al decidir que el juicio político contra un presidente que ya ha abandonado el cargo sí es constitucional, por 56 votos a favor y 44 en contra sumando 6 votos republicanos a favor del juicio político.

Los republicanos en contra, pero divididos

Todos los que votaron en contra de ese tema fueron republicanos, del partido de Trump, cuyos integrantes han evitado en su mayoría responsabilizar directamente al exmandatario por el asalto al Capitolio, que se saldó con cinco muertos.

Sin embargo, seis senadores republicanos se sumaron a la bancada demócrata y votaron a favor de declarar constitucional el proceso: Bill Cassidy, Ben Sasse, Susan Collins, Lisa Murkowski, Mitt Romney y Pat Toomey.

Esa primera votación sirvió como termómetro del ambiente en el Senado y subrayó la gran probabilidad de que el juicio político acabe en absolución, ya que para condenar a Trump se necesitarían 67 votos y los demócratas solo controlan 50 escaños, así que tendrían que convencer al menos a 17 republicanos.

Fuente: El Español

Síguenos en: Facebook | Twitter | InstagramTelegram

Puede interesarte leer: Venezolanos en Colombia posiblemente puedan recibir vacuna ante el COVID-19

Comparte esta noticia:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Publicidad

Nuestras redes

Otras noticias

Mantente informado

Suscríbete a nuestro newsletter

Estamos en contra del spam, envíamos cada 15 días las noticias más importantes de nuestro sitio, y otras novedades que podrían interesarte.

Noticias relacionadas