Trabajadores del HUMO denuncian acoso laboral por parte de la directora

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 18 segundos

Miguel Enrique Villavicencio/GUANARE.- Trabajadores del Hospital Universitario Dr. Miguel Oráa de Guanare, afirmaron que son víctimas de constantes atropellos laborales por parte de la directora de este centro de salud, doctora Erika Arteaga.


Durante una asamblea realizada este jueves, Enrique Torrealba, quien labora como vigilante en el centro asistencial capitalino, denunció que el pasado mes le fue suspendido su salario por el simple hecho de luchar por mejoras para todos sus compañeros del hospital.


Acusa que Arteaga y su equipo no los dejan firmar la lista de asistencia cuando llegan algo tarde a sus puestos trabajo y, alega, que muchos trabajadores no pueden llegar a tiempo al hospital, porque no consiguen como movilizarse por el déficit de transporte que existe en Guanare, o también porque el miserable salario que devengan no les alcanza para poder pagar por este servicio y se ven obligados a trasladarse a pie.


Señala que en ocasiones hacen operativos de venta de gas doméstico para los trabajadores del hospital, pero que no todos tienen la oportunidad de adquirirlo, porque aparte de cobrarle el precio en divisas y que por ende no tienen como pagarlo, también sucede que muchos de ellos son marginados, mientras que otros si son privilegiados.


Según Torrealba, una situación similar sucede con las bolsas de comida, ya que no todos los trabajadores que están en la nómina reciben este beneficio.

«Le pedimos al gobernador Rafael Calles y a las autoridades de salud en el estado que atiendan nuestras denuncias, ya que existen muchas irregularidades que nos afectan como trabajadores del hospital de Guanare», exigió.

Yolanda Bastidas, denunció que no solamente son objetos de hostigamiento laboral por parte de la doctora Arteaga y su equipo, sino que este hospital presenta un grave deterioro en los servicios.


En este sentido, comenta que el crematorio del hospital no está operativo, los ascensores tienen al menos un año sin funcionar, por lo que pacientes y trabajadores deben utilizar las escaleras. «Así mismo, hay muchos servicios que están prácticamente paralizados», expresó.


De igual manera, Emily Chinchilla, sostuvo que a veces a los trabajadores del hospital les hacen entrega de medicamentos vencidos.

Finalmente, manifestaron que los trabajadores de la salud merecen contar con salarios justos para cubrir sus necesidades, ya que con aplausos no pueden sobrevivir.

Síguenos en: Facebook | Twitter | InstagramTelegram

Puede interesarte leer: ¡Fracaso socialista! Inflación obliga al régimen ampliar cono monetario

Comparte esta noticia:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Publicidad

Nuestras redes

Otras noticias

Mantente informado

Suscríbete a nuestro newsletter

Estamos en contra del spam, envíamos cada 15 días las noticias más importantes de nuestro sitio, y otras novedades que podrían interesarte.

Noticias relacionadas