Juan Manuel Hernández: Resultados de una negociación forzada.

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 52 segundos

Éste 21 de noviembre se llevarán a cabo en todo el territorio nacional las elecciones regionales y municipales. Con la particularidad de ser mayor la cantidad de candidatos opositores que de los propios del régimen que gobierna írritamente el país. Siendo esto el principal enemigo para obtener la mayor cantidad de alcaldías y gobernaciones como sean posibles.

A este notable detalle, hay que sumarle sin duda alguna la parcialidad del árbitro electoral que sigue siendo un tema de discusión, teniendo como antecedentes todos los comicios electorales que anteriormente fueron manipulados a antojo de quienes hoy dictan en Miraflores.

Y lo más peligroso, o alarmante, es la serie de inconsistentes diálogos y negociaciones protagonizados por factores de gobierno y algunos factores de oposición. Que solo han logrado darle aire y espacio a un debilitado ejecutivo. Y una que otra «Liberación de presos políticos» que juegan a conveniencia de un grupo reducido.

Es importante mencionar que la evidente ruptura entre factores opositores hace que la hazaña democrática resulte más lejana aún. Dividiéndose la misma oposición en 4 sectores que tienen su debida fuerza cada uno.

Como primer sector, están los candidatos oficiales de la Unidad Democrática, quienes cuentan con el apoyo de gran parte de la población que aún se encuentra a la espera de un milagro desde aquel lejano acto de juramentación.  Dichos candidatos cuentan con su tarjeta unitaria, no solo por la «Unidad», sino más por la arbitraria toma de sus propias tarjetas de sus partidos a mano de un CNE y un TSJ evidentemente manipulados por el partido oficialista.

En otra esquina, se encuentran aquellos líderes y dirigentes que, al verse apartados y menospreciados por los altos mandos de la Unidad o G4, decidieron alzar su voz de manera independiente, contando con el apoyo de algunas sociedades emergentes y otros de los partidos divididos y confiscados por las obras notables de la dictadura. Claros ejemplos de esto se aprecian en Miranda, Mérida y algunos municipios de Portuguesa.

En la tercera esquina, vestidos de opositores con costuras rojas, se encuentran aquellos personajes vinculados al Chavismo originario, enchufados, y con una ética y moral cuestionables por demás. Éstos personajes, que jamás se han alejado de la doctrina socialista, buscan obtener buena pesca en Río revuelto, vestidos por las tarjetas secuestradas (Portuguesa de encuentra plagada de estos personajes), y otros vestidos con la misma bandera de la Unidad (Véase como ejemplo de éste el Estado Lara y Barinas).

En la última esquina, se encuentran las organizaciones y líderes que, firmes a su mensaje inicial, han decidido no ser parte de lo que parece ser, un espectáculo más del Consejo Electoral, algunos de ellos, siempre distanciados del G4 o Unidad, tales como las ONG’s y movimientos Liberales y de Derecha, quienes consideran inútil participar en estas condiciones. Y en esta esquina también encontramos a liderazgos que, a sorpresa de muchos, decidieron apartarse de la medida improvisada de la participación a pesar de estar vinculados siempre a sus decisiones (Mención especial a Encuentro Ciudadano). Al igual que la cantidad de personas llenas de desesperanza y decepción, que se quedarán en sus hogares este domingo por responsabilidad propia del liderazgo nacional.

Sea como sea, cada uno de estos cuatro sectores de oposición, tienen su fuerza e influencia en los votantes. Sin embargo, genera también una debilidad en los resultados esperados, fortaleciendo (aún más) a un Chavismo que, a principios de año, parecía ahogado en su propia inmundicia.

Con la sinceridad en la mano, espero equivocarme con lo escrito, y que los líderes que conozco y sé de su esfuerzo durante años en las calles, hayan logrado el objetivo de ganar espacios municipales.

Y aún más, mis pensamientos y buenos deseos para aquellos de mi generación, con quién he compartido y trabajado, y que hoy y siempre contaran con mi apoyo dentro y fuera de la institucionalidad política.

Sin embargo, las cartas parecen estar echadas para otro truco matemático improbable y televisado por las autoridades electorales con nómina de Miraflores.

Yo, contrario a mi espíritu democrático, he decidido reservar mi derecho al sufragio para otra ocasión, ya que no considero el momento oportuno para participar, ni aprecio ningún liderazgo notable en el municipio capital donde puedo ejercer mi derecho al voto.

Sin embargo, si usted, que me lee, decide participar. Solo le sugiero, de corazón, que elija con responsabilidad. Los liderazgos en cada municipio ya están establecidos, no se deje llevar por partidos, alianzas ni unidades. Elija por el trabajo realizado por cada candidato en sus comunidades y municipios no solo en periodo de campaña. Su decisión es importante, sea la que sea.

Ante lo improbable, la estadística en una verdadera unidad, no hubiese dado cabida a ningún error.

Es lamentable y decepcionante que el interés personal se sobreponga al sentido de la lógica, pero las cartas están echadas, y no queda más que desear el mayor de los éxitos a quienes lo merecen, y rogar al cielo esperando lo mejor para nuestro país.

Síguenos en: Facebook | Twitter | InstagramTelegram

Puede interesarte leer: Varias organizaciones rechazan incitación a la violencia en Bolivia

Comparte esta noticia:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Publicidad

Nuestras redes

Otras noticias

Mantente informado

Suscríbete a nuestro newsletter

Estamos en contra del spam, envíamos cada 15 días las noticias más importantes de nuestro sitio, y otras novedades que podrían interesarte.

Noticias relacionadas