“La luz del faro Universitario en el centro-occidente de Venezuela”

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 49 segundos

Por Gabriel Pérez

“Un ser sin estudio, es un ser incompleto”-Simón Bolívar

          En algunas circunstancias, parece que los jóvenes en una Venezuela revolucionaria, viven una completa odisea, ejemplo de esto es la grave situación Universitaria Nacional, algunos políticos podrían considerar “una muerte anunciada”, de lo cual estoy seguro que ha sido así, pero lo que más puede impactar, es que un estrecho grupo de propietarios se han adaptado de una manera muy concisa con las políticas del régimen, una situación curiosa y preocupante, sabiendo que ha sido precisamente ellos lo más afectados.        

   En consideración de algunos problemas logísticos de las Universidades, han sobrevivido, con apenas fuerza para mantenerse, de esto creo que los universitarios están conscientes, lo que no se han mantenido ha sido el flujo de estudiantes, y es que en las Universidades publicas la falta de docentes ha sido la principal causa de abandono y en las universidades privadas la propia situación económica de los estudiantes aunado a la grave crisis sanitaria del país.

En el centro Occidente del país, región donde me encuentro, existen universidades de gran prestigio, algunas fueron cerradas y otras es difícil conseguir diferencias entre ser un brazo del Estado o un centro de libertad, es el caso de la Universidad Fermín Toro, que censura a los estudiantes cuando no se hacen actividades que favorezcan de alguna manera doctrinas políticas ligadas al marxismo. Han pasado de ser una antorcha que iluminaba la región a un centro de acopio revolucionario, porque también es parte del problema aquellos que deciden callar la voz de la libertad, que emerge como la una idea que no se doblega en los estudiantes que chocan con su vocación y la realidad.

          Es curioso como el silencio es el arma del asesino perfecto, “la colaboración ha sido el cuchillo que ha matado al cesar”, pues es así el destino de casi cinco mil estudiantes que tenía esta Universidad y que ahora en el mejor de los caso podría llegar a seiscientos estudiantes. También curioso es tener como nombre aquel político que se negó de forma rotunda a ser parte de los infame hermanos Monagas, que parece que han vuelto al poder y han llamado a Fermín Toro de nuevo al hemiciclo de la Asamblea para avalar su gobierno y en esta oportunidad este no le respondió de la misma manera que en el pasado al decir: “Dígale a Monagas, que Fermín Toro no se prostituye”.

Para muestra solo un botón diría algún anciano de nuestro país: A través de un comunicado la coordinación de cobranzas de la Universidad, anunció que luego de este mes el cobro de los montos de las cuotas será en bolívares, pero anclados al valor del Petro. Una moneda Ficticia, sin ningún reconocimiento externo, que no sigue características de criptomenda y que no tiene ningún respaldo, que parece sacado su valor nominal del sombrero de un mago que decide al levantarse que puede salir de allí.

 Válgame Dios, que si algo mas le faltaba a la región era ahogar en una deuda impagable a cientos de estudiantes que estarán obligados a desertar y así convertirnos en un país incompleto, parafraseando al libertador.

Vea también: Apure en conflicto: luces y sombras

Comparte esta noticia:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Publicidad

Nuestras redes

Otras noticias

Mantente informado

Suscríbete a nuestro newsletter

Estamos en contra del spam, envíamos cada 15 días las noticias más importantes de nuestro sitio, y otras novedades que podrían interesarte.

Noticias relacionadas