La representación importa ¿En la política?

Influencer Jennifer Barreto-Leyva

Tiempo de lectura aprox: 3 minutos, 13 segundos

En el mundo de la belleza, a partir del año 2010 aproximadamente, comenzó en Estados Unidos a escucharse repetidamente un slogan muy poderoso Representation matters (la representación importa) y se trataba estrictamente de una voz que fue tomando fuerza, de gente que nunca se vio representada en el mundo de la publicidad así como en medios de comunicación, cosa en la que yo venía trabajando en solitario desde 1995, como muchos saben, y en lo que sigo creyendo firmemente, pero con una visión y parámetros muy claros que no concuerdan para nada con lo que se está viendo en la actualidad.

Ésta, era una voz apolítica, con fuerza femenina y sin mayor pretensión que esa…ser vistas, ser tomadas en cuenta.

Como todo movimiento social, fue tomado por la izquierda, manoseado, moldeado y manipulado hasta convertirlo en el circo que es actualmente. Circo que no me representa en lo absoluto. Razón –entre otras- por la cual me he distanciado en silencio de una industria que yo abrí y que mantuve en los parámetros idóneos y del buen vivir hasta donde pude, aunque no es ni será mi responsabilidad.

Sin embargo, he visto como dentro de la gran confusión generada con todo propósito en la izquierda y quienes están políticamente perdidos, como han tomado el famoso “representation matters” con una ligereza que ya preocupa.

Cuando ganó, en una muy cuestionable elección dicho sea de paso, la señora Kamala Harris, rápidamente un número importante de mujeres saltó a aplaudir el hecho, alegando que se había hecho historia y los etc. ya harto conocidos y vistos en redes sociales y prensa. Me dediqué a observar en silencio como siempre cuando ocurren hechos de esta categoría y el despliegue de  ignorancia, el populismo e inocencia por parte de otras fue arrollador. Repetir una frase solo porque suena armoniosa, bonita, conciliadora o está de moda en un error y grande.

De las lecciones más importantes que he aprendido como profesional de la comunicación y del derecho, así como defensora de los derechos humanos, es que no todas las representaciones son buenas, valiosas o importantes.

Por ejemplo, para mí como mujer conservadora y de derecha que soy, no me es grato ni satisfactorio que una mujer enarbole banderas como el aborto, consumo de drogas o el odio a los hombres entre otras. No me representa, no está abogando por nada bueno, tan sencillo como que no tiene derecho a ser mi voz. 

Si usted que me lee sigue las noticias, se habrá enterado de la interminable cantidad de errores que afectan de forma negativa a propios y extraños del dueto Biden-Harris, como por ejemplo, House Bill 112, legislación propuesta por esta administración, que plantea que hombres transexuales (convertidos a “mujeres”) compitan como una fémina más, quitándonos lugares, espacios y borrándonos de la historia paulatina, constante y agresivamente, sin hablar de los grandes daños físicos ocasionados a sus contrapartes debido a la desigualdad física, registrados ampliamente por la prensa independiente. 

Y ¿por qué no hablar del reciente ataque a Siria? ordenado por este flamante dúo dinámico, luego de una impecable actuación con el Medio Oriente de la administración Trump, con una clara intencionalidad de llamado a guerra y sin haber cumplido el primer mes en el poder. ¡Escalofriante!

Recuerdo con fresca memoria, como mujeres con cierta visibilidad en redes, medios y espacios públicos en Venezuela, celebraban con furibunda alegría cuando la socialista Alexandria Ocasio Cortez ganó su escaño en el Congreso de los Estados Unidos, siendo ésta siempre de visión, corte y tendencia progresista, de izquierda, porque según éstas era maravilloso que una mujer Latina estuviera representándonos en esta entidad.  Si algo tienen los zurdos es que siempre dicen quiénes son y lo que van a hacer y muchos aún no lo han entendido.

Hoy por hoy, como lo dijo claramente desde un principio, la señora Ocasio Cortez ha cumplido todas y cada una de sus promesas. La más fresca, la “lista Trump”, lista palurda, con una superioridad moral y llena de resentimiento por donde se mire, al mejor estilo de la nefasta ”Lista Tascón” que pone en la mira a quienes apoyamos al Expresidente Trump y/o a quienes financiaron su campaña electoral. Me sigo preguntando a más de cuatro años de su primer período como Congresista ¿Dónde está lo que hay que celebrar?

Se repite con aguda precisión el error -que por ingenuidad e inocencia quiero creer- cometieron muchas al festejar la elección con un hedor a inmoralidad indiscutible, de la señora Harris como la primera mujer Vicepresidenta de los Estados Unidos; y es cuando me pregunto si las niñas y jóvenes en Siria, podrán ver con el mismo beneplácito que ésta esté en el poder. Estoy absolutamente segura que no.

Y aunque este bombardeo lo quieran envolver con un halo de macabra inocencia aclamando en sigilosas voces que Harris estaba ajena a todo, lamento ser la voz antipática que llame al desengaño, puesto que el país más poderoso del mundo y con temas tan delicados como estos, no son precisamente impases entre miembros de la junta de condominio de un edificio, y sí, todas las decisiones son conocidas por todos y pasan por las manos de todos antes de ser ejecutadas. Así que un poquito de por favor…

¿La representación importa en la política? Si me lo preguntan, tendría que responder: todo depende. 

Así que a tener cuidado que aplaudimos, que repetimos. Nada es lo que parece…

Les esperamos este y todos los martes a las 2:00 PM hora Venezuela, Miami, New York, Puerto Rico a través de I Heart radio con “Política en faldas”.

Escrito por: Jennifer Barreto-Leyva

Síguenos en: Facebook | Twitter | InstagramTelegram

Puede interesarte leer: 208 reclusos murieron en calabozos policiales ubicados en 19 estados de Venezuela durante 2020

Comparte esta noticia:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Publicidad

Nuestras redes

Otras noticias

Mantente informado

Suscríbete a nuestro newsletter

Estamos en contra del spam, envíamos cada 15 días las noticias más importantes de nuestro sitio, y otras novedades que podrían interesarte.

Noticias relacionadas