«¡No más injusticias!» – Por Deibis Guerra Bolívar

Líder juvenil Deibis Guerra Bolívar

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 8 segundos

Nunca antes habíamos visto sucesos tan horribles por causa de nacionalidad o país de procedencia; éramos pueblos tranquilos con demasiado en común como para caer en la absurda diatriba de la discriminación. Hoy en día es una muy dolorosa realidad ver sociedades enfrentadas por el odio unas con otras, y este fenómeno está tomando cada vez más fuerza sin que los gobiernos locales emprendan una campaña por detenerlo.

Por el contrario, en un mundo cada vez más agitado por las nefastas consecuencias que ha dejado y sigue dejando el Covid-19, las distintas instituciones estatales, partidos políticos, cuerpos de seguridad y de gobierno en general, vienen levantando la bandera del nacionalismo y de la supuesta «protección» a sus ciudadanos, en claro prejuicio hacia los venezolanos.

Recientemente se han venido viralizando en redes eventos como el cruel asesinato del compatriota Orlando Abreu, a quien se le dio muerte por haberse opuesto a pagar una vacuna o cupo a un sicario local, en la ciudad peruana de Trujillo. Este hecho quedó registrado por cámaras de seguridad, y aunque según reportes ocurrió el 28 de Enero, los vídeos salieron a la luz pública el segundo domingo de Febrero del año en curso, y desde entonces la constante ha sido visualizar amenazas y comentarios de odio tanto de un bando, como del otro, hasta que se diera a conocer otro material audiovisual donde se aprecian a dos sujetos presuntamente venezolanos, lanzar por un puente a un joven peruano oriundo de Huánuco, de nombre Silvano Cántaro Tolentino.

Apenas hace horas, un medio de Perú pudo recabar el testimonio de la hermana de Cántaro Tolentino, quien denunciaba que su hermano había sido objeto de robo en Colombia hace un par de días atrás, y que desde entonces ella y su familia no sabían nada de él hasta que vieron en redes en vídeo y pudieron reconocerlo. Esto hace presumir que el hecho también es reciente y que pudo darse como respuesta de ciertos elementos venezolanos al asesinato de Orlando Abreu en Trujillo.

De cualquier forma, la situación obedece a un patrón, ya que parece inaudito que gobiernos como el de Perú, movieran hacia sus fronteras un comboi entero de militares y tanques para «frenar» la entrada irregular a su territorio de lo que denominaron , cuando se sabe hasta el cansancio que estas personas no son sino desplazados por las paupérrimas condiciones de vida imperantes en su país, es decir; refugiados. El ejemplo continuó en Chile, donde para impresión de muchos, el gobierno optó de la noche a la mañana por expulsar como delincuentes a una veintena de venezolanos que se encontraban esperando por que se les fuera permitida la entrada al país.

Esta caja de pandora parece haberla destapado la migración forzosa provocada por el tirano narcoterrorista de Nicolás Maduro, sin embargo estos mismos países se están olvidando de los principios esenciales de Derecho Internacional Humanitario que establecen que ante situaciones de esta índole, los desplazados cuentan con especial protección de los Estados receptores, ya que la causa de su migración obedece a problemas de orden político, social y económico; todos los que encuadran en la penosa realidad de Venezuela.

Estamos ante un sombrío panorama, pero también ante detestables gobiernos. Los ciudadanos cada vez nos damos más cuenta de que, tanto la clase política mundial, como el sistema en sí mismo, están en franca decadencia, pero ante ello debemos ser partícipes del cambio y luchar siempre por la justicia, no importa si no estamos en una posición de poder o no somos personas públicas; lo que sucede es también responsabilidad nuestra, y callar sería avalarlo.

Escrito por: Deibis Guerra

Síguenos en: Facebook | Twitter | InstagramTelegram

Puede interesarte leer: Pablo Iglesias exige al parlamento más controles y poder sobre los medios de comunicación

Comparte esta noticia:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Publicidad

Nuestras redes

Otras noticias

Mantente informado

Suscríbete a nuestro newsletter

Estamos en contra del spam, envíamos cada 15 días las noticias más importantes de nuestro sitio, y otras novedades que podrían interesarte.

Noticias relacionadas