Papelón un pueblo que vive una cuarentena de tragedias – por Carlos Oraá

Papelón un pueblo que vive una cuarentena de tragedias.

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 25 segundos

El municipio Papelón del estado Portuguesa es considerado el Zulia del estado, no porque tenga riquezas petroleras, si no por el abandono y la falta constante del servicio eléctrico.

Fallas que se hacen cada vez más frecuentes, sumado a esto racionamientos programados, de hasta 4 horas diarias, los habitantes de la capital, Papelón, pasamos hasta 14 o más horas sin el servicio eléctrico, haciendo más difícil la conservación de alimentos, y hacer las rutinas domésticas y laborales.

Como consecuencia de esto también padecemos la falta de agua potable, esta situación se viene presentando desde hace tiempo, sumado a la falta de mantenimiento a los pozos, tuberías y tanques.

El tanque que surte el 80 % del pueblo no tiene capacidad de suministrar el vital líquido al 40% del pueblo y para colmo de males, tiene unas rupturas creando una situación de peligro para las casas cercanas.

El pueblo parece que lo atrapó una maldición, pues el progreso no ha pasado ni cerca de sus calles, no hay farmacias, estación de servicio de combustible, hospital y mucho menos ambulancia.

Hoy nuestra preocupación crece, al estar sometidos a una cuarentena, bajo tantas carencias, la falta de servicios hace insoportable estar en casa, cada día es más difícil conseguir alimentos, los trabajadores del campo pierden sus ingresos al no poder ir a trabajar, cayó la producción de leche, que es la única fuente que estaba en producción en gran parte del municipio.

La gente se desespera al no contar con ninguna medida de protección, los habitantes de caseríos se la ven más difícil para poder conseguir alimentos, la falta de combustible no les permite llegar al pueblo antes de las 12:00 a.m. hora acordada para cerrar los comercios, las fuerzas de seguridad sin ningún tipo de protección se aprovechan de la situación para hacer de las suyas, haciendo operativos y alcabalas para quitarle la gasolina a los transitantes.

En fin de cuentas pareciera que pagamos el peor de los castigos, y todo esto ante la indolencia de un alcalde que carece de responsabilidad y competencia para dar la cara por el municipio, hace más de 3 semanas se llenaron el dinero para pagar el CLAP y hasta hoy no se ha visto ni la bolsa ni la caja.

Los habitantes del pueblo dulce nos las vemos amarga cumpliendo el quédate en casa, solo nos queda apegarnos a la fe, y sin esperanzas de que nuestra situación mejore

Comparte esta noticia:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

1 comentario en “Papelón un pueblo que vive una cuarentena de tragedias – por Carlos Oraá”

Los comentarios están cerrados.

Publicidad

Nuestras redes

Otras noticias

Mantente informado

Suscríbete a nuestro newsletter

Estamos en contra del spam, envíamos cada 15 días las noticias más importantes de nuestro sitio, y otras novedades que podrían interesarte.

Noticias relacionadas