Una Revolución Libertaria en Venezuela

Tiempo de lectura aprox: 3 minutos, 25 segundos

Por Bryan A. González R

La vida siempre es garante de cualquier tipo de acontecimientos, en su mayoría históricos en los cuáles siempre han salido dos bandos que muy pocos individuos conocen, confunden con la escasa dicotomía de Izquierda y Derecha, siendo estos dos bandos Libertad versus Totalitarismo, reflejo que la actividad de estos dos bandos ha sido consecuentemente activa en escenarios completamente distintos el uno con el otro, desde la primera y segunda guerra mundial.

Incluso mucho más atrás, desde las conquistas de los principales imperios más poderosos del mundo eran accionistas de esta terminología, que puede que para algunas tengan sus semejanzas con el autoritarismo, como el mongol, el japonés, siempre se basaban en guerras en las cuáles era y es todavía pero a menor medida, la filosofía del “más fuerte” que por supuesto, esta filosofía puede ser subjetiva y que por ende tendrá muchos argumentos encontrados tomando en base la perspectiva de cada quién.

Por un lado, el Totalitarismo tiene sus inicios a los años 20, se origina la palabra totalitario en alusión a las acciones liberticidas de Benito Mussolini, definiéndose como regímenes políticos en donde la Libertad se ve completamente vulnerada mediante el Estado y este ejerce su poder sin divisiones ni restricciones en contra de los Individuos. Por supuesto que el Estado se considera como un fin en sí mismo, teniendo como consecuencia un Estado más grande que por consecuencia nos da un poder más grande.

Siendo así el poder del Estado Totalitario  resumido en una frase famosa de Mussolini, “todo en el estado, todo para el estado, nada fuera del estado, nada contra el estado” aunque también existen algunas propiedades que definen a este término su principal pilar es el dogmatismo en las ideas que profesa y la intolerancia total a todo tipo de opinión distinta a la que profesan el caudillo o los caudillos que conforman un partido político.

Sin embargo, desde muchos aspectos se ha tildado al Totalitarismo como la última consecuencia de la decadencia de una República o países democráticos, agregado a la falta de mecanismos para prevenir el ascenso del mismo, muchas regiones del mundo son frecuentemente catalogadas por estar en décadas de inercia en este sentido, sin entrar en el colapso de las instituciones pero sin combatir el hecho de los promotores del Totalitarismo por el hecho de tener como voceros las incoherencias de ideales políticos basados en el más puro y crudo Populismo, que lamentablemente ha tenido más consecuencias en Latinoamérica

Contrario a esto, la Libertad a pesar de ser una idea a la que todos pueden llegar, esta misma no puede llegar por sí misma sino a través del Libertarismo hacia todos los individuos, dando así a su origen como filosofía política, los libertarios profesan que el respeto por las libertades individuales son el requisito fundamental para que exista justicia, agregando  que los intercambios humanos deben basarse en exclusivamente en el voluntarismo.

Abogan también por una sociedad completamente libre, de tolerancia y por sobre todo respeto mutuo, con la finalidad de que cada persona pueda definir sus vidas siempre y cuando no se violente los derechos de las demás personas que a pesar de no ser una de las más famosas filosofías políticas a nivel mundial, deriva su pensamiento en el sentido común, rimando mucho con lo que viven actualmente los venezolanos en el régimen de Nicolás Maduro, el cual es un sentimiento de que se debe de ser libres a toda costa  y que es más fuerte que nunca a pesar de los incontables intentos para extinguirlo.

Decía Carlos Rangel, periodista liberal,  autor de libros como “Del Buen Salvaje al Buen Revolucionario, “El Tercermundismo” que “Venezuela puede mejorar su filosofía a través de las artes y no específicamente de la política”, es decir, mediante el arte de hacer el bien es más que suficiente para que las fuerzas motoras  alimenten la meritocracia y así garantizar un país de principios y valores libertarios que ya reside en la mayoría de los venezolanos.

Con una tendencia a desconfiar siempre del gobierno, debido a su naturaleza liberticida, es muy justificado debido a las acciones incompetentes tenidas en más de 40 años de completo estatismo, puesto que, la sociedad y los mercados son ecosistemas imposibles de manejar sin que produzcan consecuencias, siendo incorrecto la interferencia del Estado debido a que cuando este intenta solucionar un problema ajeno a este solo termina empeorándolo.

La mayoría de los venezolanos comprenden que la acumulación de poder es razón para la proliferación de personas que quieren explotar a los demás y de una manera mucho más rápida que al contrario de las personas que quieren ayudar, ejemplo de ello es que quiénes quieren ayudar no buscan acceder al poder sino limitarlo.

Los venezolanos siguen en concordancia las ideas libertarias al razonar que para prosperar no es necesario acabar con el otro, puesto que, han visualizado todas las consecuencias de todos estos años de políticas liberticidas a todos los ciudadanos.

La libertad y su filosofía el Libertarismo, consiste en una rama de muchas filosofías conectadas entre sí. Y siempre comparten un pilar fundamental en sus principios, el respeto hacia los demás en la realización de sus aspiraciones personales y el rotundo rechazo al impedimento de estos mismos por terceros.

Muchas veces hemos sostenido, desde diversos sectores que el mal nunca ha sido fuerte, que con la experiencia y el ejemplo siempre se debilita aún más, a pesar de que el Estado ha alcanzado maneras casi omnipotentes, es una quimera sin cerebro, sin memoria, que no mide sus acciones, siendo por estos argumentos que siempre tendrá la batalla perdida frente a la capacidad creativa de los individuos de todos los días reinventarse y así salir de cualquier crisis que nos plantea la realidad, porque es lo más natural y es así como los venezolanos estamos preparados para cualquier reto a asumir.

Afortunadamente  estamos continuando lo que empezaron nuestros padres, maestros, profesores, Carlos Rangel, Renny Ottolina, y muchos visionarios de nuestro país. De seguir haciendo lo que hacemos, una tendencia natural hacia lo mejor que nos garantizará, el éxito por sobre todas las cosas.

Comparte esta noticia:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Publicidad

Nuestras redes

Otras noticias

Mantente informado

Suscríbete a nuestro newsletter

Estamos en contra del spam, envíamos cada 15 días las noticias más importantes de nuestro sitio, y otras novedades que podrían interesarte.

Noticias relacionadas