Vecinos de Acarigua denuncian que escuelas públicas parecen ruinas

Foto referencial, escuelas abandonadas.

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 24 segundos

Vecinos de varias comunidades de Acarigua, Portuguesa denunciaron ante el medio El Pitazo el abandono de los centros educativos en el estado, aseguran que la falta de mantenimiento debido al abandono de las escuelas ha generado que los planteles educativos parezcan “ruinas”. 

Algunos de los centros educativos afectados son el preescolar y escuela “Rómulo Gallegos” y la UEN “Ramón Colmenares”, planteles ubicados en la urbanización Durigua.

Los representantes de los niños que asisten a estos centros educativos denunciaron que desde el inicio de la pandemia generada por el COVID-19 las escuelas se convirtieron en ruinas debido a la falta de atención de los responsables a cargo de las instituciones. 

El representante sindical Carlos Galíndez quien además es parte del consejo comunal de Durigua sector 3, aseguro que los planteles educativos en el estado actual que se encuentran representan un peligro para los niños debido a las condiciones de la estructura.

Situación que asegura Galíndez llega a impedir un eventual retorno de las clases presenciales cuando se ponga fin a la cuarentena. 

El supuesto llamado a reiniciar clases presenciales hecho por el Gobierno, a partir del mes de octubre, no va a ser posible debido al estado de abandono en que se encuentran, al menos estas tres instituciones, aunque sabemos que todas las escuelas públicas están en las misma, cayéndose a pedazos”, aseguro Galíndez.

“Hay filtraciones en techos y paredes por las lluvias. Todo el sistema eléctrico tiene fallas y peor aún, la institución, como algunos sectores de nuestra comunidad no cuenta con el servicio de agua. Ni hablar de la suciedad que hay en todas las áreas por la falta de mantenimiento”, denunciaron los vecinos al medio El Pitazo.

Igualmente se denunció el desmantelamiento de la escuela por parte de antisociales quienes se han llevado de las escuelas ventanas en salones y oficinas, esto debido a la falta de vigilancia dentro de las instituciones educativas. 

Con todo esto no hay ni la más mínima medida de bioseguridad, a lo que se suma que los docentes, en su gran mayoría, no ha sido vacunados y mucho menos el alumnado. Y, además, hay que agregar el salario paupérrimo, de menos de cinco dólares quincenales que devenga el magisterio. En Portuguesa hay más de 3 mil trabajadores suspendidos bajo el argumento de cambio de modalidad de pago, entre ellos obreros, personal administrativo y docentes”, declaró Galíndez. 

Fuente: El Pitazo 

Síguenos en: Facebook | Twitter | InstagramTelegram

Puede interesarte leer: Bebe de 4 meses muere luego de ingerir cocaína

Comparte esta noticia:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Publicidad

Nuestras redes

Otras noticias

Mantente informado

Suscríbete a nuestro newsletter

Estamos en contra del spam, envíamos cada 15 días las noticias más importantes de nuestro sitio, y otras novedades que podrían interesarte.

Noticias relacionadas