Mar. Feb 18th, 2020

Cecilia Sosa: Guaidó tiene que actuar ahora porque viene investido de poder inmenso

Juan Guaidó regresará a Venezuela con un poder inmenso, que le ha dado la comunidad internacional, empezando por los Estados Unidos, al reconocerlo como presidente encargado,  y se espera que ahora actúe para que cese, efectivamente, la usurpación.

La declaración fue hecha a Elimpulso.com por la Dra. Cecilia Sosa, expresidenta de la desaparecida Corte Suprema de Justicia y del Poder Legislativo.

Al analizar la situación política del país y la gira internacional de Guaidó, subrayó los aspectos siguientes:

Situación insólita

La situación de Venezuela en términos de legitimidad de sus poderes es inédita en el mundo. Porque,  partiendo de la existencia de este presidente encargado, el orígen está en la Asamblea Nacional legítima, en todo su contenido,  ya que desde sus primeros días de instalación fue atacada por Nicolás Maduro, como presidente, que aparentemente era legítimo, quien no aceptó haber perdido el control del Poder Legislativo.

Poder de los poderes

La Asamblea Nacional es el poder de los poderes, porque además de hacer leyes, ejercer el control de la administración pública y ser el verdadero representante de la voluntad del pueblo,  designa al resto de los poderes, aunque la mentalidad del pueblo piense que el que gobierna es el presidente del Ejecutivo Nacional.

Hemos recorrido una larga lucha contra la usurpación. La Asamblea Nacional perdió la mayoría calificada, ya que Maduro, utilizando el Tribunal Supremo de Justicia y los magistrados express designados por el oficialismo luego de la elección de los diputados del nuevo Poder Legislativo, primero la neutralizó y luego pretendió acabarla. Al llegar el cuarto de los cinco años de esta Asamblea, ésta reaccionó ante la pérdida de vigencia de la Constitución, ya que de la misma se había apartado el régimen, la fuerza armada, el Consejo Nacional Electoral y el TSJ. La Asamblea Nacional utilizó el artículo 333 y creó el Estatuto para la transición de la democracia, que es la forma de hacer algo para que esta Constitución esté vigente.

La ruta a seguir

 La gira de Guaidó,  como presidente encargado, porque existe el Estatuto para la transición, ha permitido que la comunidad internacional lo haya aceptado y apoyado, empezando por los Estados Unidos.

Ese estatuto tiene una ruta: Cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres, competitivas y supervisadas por organismos internacionales. La usurpación no ha cesado, pero la gira de Guaidó como presidente encargado, y su regreso a Venezuela genera grandes expectativas y coloca a la Asamblea Nacional en el cumplimiento de las acciones que el Estatuto le establece. El Estatuto como la Constitución es un instrumento político, flexible, que debe adaptarse a  las circunstancias de lo que estamos viviendo. Para que cese la usurpación tiene que haber elecciones y es necesario designar el Consejo Nacional Electoral.

Valorar condición de Guaidó

Si tenemos un presidente que lo reconocen cincuenta y seis países, y Donald Trump y el Congreso de los Estados Unidos le da el tratamiento de presidente legítimo,  tenemos que valorar internamente esa condición. Hemos sido observadores de lo que ha pasado en el mundo en relación a receptividad al presidente encargado, el reconocimiento a una  Asamblea Nacional legítima y la solidaridad al pueblo que quiere un cambio. 

Yo quiero volver a la democracia, dijo la exmagistrada, que se me respete mi dignidad, que la moneda de curso legal sea el bolívar y  que se me garanticen todos los derechos que la Constitución me otorga. Entiendo cuando Guaidó habla de unidad, pero lo más importante es que proceda a crear una comisión especial para acabar con la usurpación.

Un presidente que mande

La Dra. Cecilia Sosa calificó de positiva la gira de Guaidó y dijo que debemos sentirnos orgullosos de su trabajo.

Es la primera vez que lo sentimos presidente encargado y no sólo de la Asamblea Nacional. El ha sabido manejarse en esos espacios, asumiendo comportamientos diferentes. El deseo es que cuando entre a Venezuela actúe como presidente encargado. Es una presidencia encargada que tiene controles de la Asamblea Nacional. Ese doble sombrero, el venezolano lo necesita porque es demasiado presidencialista. Nos gusta un presidente que mande, más allá de que sea bueno o no. El tiene que activar las funciones como presidente de la República  y de la Asamblea, La primera palabra que debe decir es que va a hacer las elecciones. Es el quid del asunto. El tiempo apremia. El tiempo en política es traicionero. Guaidó viene investido de un poder inmenso, y de una gran simpatía y apoyo de la comunidad 

internacional que  lo han tratado como jefe de Estado, hombre valiente, que asumió su rol. Tiene ahora una gran oportunidad en su conexión con la ciudadanía de hablar y actuar para que cese la usurpación. Al venir con esa aureola de poder, tiene el renacimiento del respaldo interno. La política tiene un contenido emocional muy grande. No es cosa racional y la emoción está con él, que a su vez representa un cuerpo legítimo como es la Asamblea Nacional. La oportunidad es inmensa, de que la ruta se defina y la ciudadanía avance para acabar con este régimen.

Creo, dijo al final de sus declaraciones la Dra. Sosa, que dadas las circunstancias,  pareciera que todos los planetas se alinearon alrededor de Guaidó y la mirada está sobre él.

Lo que diga se entenderá que es lo que conversó y discutió con todos los países que lo apoyan. Imagino que trae una gran cartera de acciones a tomar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *