Nuevo informe confirma que Evo Morales cometió fraude electoral

La Organización de Estados Americanos (OEA) emitió un nuevo informe donde confirman que Evo Morales cometió fradue electoral en las elecciones presidenciales realizadas en el ultimo semestre del año 2019.

Una nueva investigación realizada por el economista John Newman demuestra que la OEA tiene razón, y que el fraude cometido por Evo Morales el pasado 20 de octubre fue uno de los más grandes y groseros atentados contra la democracia de la historia de la región.

El fraude electoral constituye el mayor atentado que sufrió Bolivia contra la democracia y el derecho de la ciudadanía a poder elegir su futuro libremente.

Pasados ya 6 meses desde el fraude realizado por Evo Morales, cuando el pueblo boliviano se manifestó por 21 días con distintos cánticos, marchas y cabildos multitudinarios, reclamando que se haga justicia y se le devuelva su democracia, aún hay quienes ponen en duda el grosero atentado contra la democracia del gobierno del MAS.

Recientemente, el economista que supo representar al Banco Mundial en Bolivia en pleno gobierno de Evo Morales y actual consultor de alto perfil en Estados Unidos, John Newman, realizó un detallado informe que confirma las investigaciones de la OEA: el gobierno socialista cometió el fraude democrático más grande de la historia del país en octubre de 2019.

“Las conclusiones de la OEA sobre la integridad electoral de las elecciones de Bolivia son correctas”

John Newman publicó su informe el viernes pasado por medio de Twitter, desmintiendo dos investigaciones publicadas por el diario The Washington Post que trataban de probar de una manera poco rigurosa que no hubo fraude. Este nuevo informe de Newman afirma que Evo Morales trató de mantener el poder ilegalmente a través del fraude electoral en las pasadas elecciones de octubre.

Esto confirmó una vez más lo que ya todos sabíamos, y que el mismo Evo Morales confirmó en un mensaje presidencial, la mañana del 10 de noviembre, antes de escapar a México en un avión que el presidente, Andrés Manuel López Obrador, mandó en la mañana del día siguiente.

El informe de la OEA, fue uno de los acontecimientos que condicionó la renuncia de Evo Morales, uno de muchos; entre el 20 de octubre (día de las elecciones) y el 10 de noviembre (día en el que renunció Evo Morales), el intento de dictador ya había perdido el apoyo de distintos grupos sindicales, indígenas, fuerzas policiales y de las Fuerzas Armadas.
Se habían producido marchas y cabildos en todas las ciudades del país, donde se estima que un 70% de la población se pronunció en contra del resultado fraudulento durante esos fatídicos 21 días de protestas. Tal era la impopularidad del hasta entonces presidente, que inclusive varios grupos de izquierda en el país, entre ellos “Otra Izquierda es Posible”, se habían sumado a las protestas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *