Alertan las ONG: Se han generado muchos abusos contra quienes quebrantan la cuarentena

Cortesía: El impulso

El Foro Hatillano en conjunto con la Organización No Gubernamental (ONG) Transparencia Venezuela llevaron a cabo un Foro Chat denominado: ¿Aislamiento social como anillo al dedo?

El encuentro permitió la disertación sobre la crisis humanitaria compleja, la corrupción y llegada de la pandemia del nuevo coronavirus.

El foro se dividió en tres bloques de investigación realizados por Transparencia Venezuela: 1. Escenario venezolano antes de la pandemia; 2. Las medidas de Maduro; 3. Virus y control social.

Escenario venezolano antes de la pandemia

En el primer punto se relató la dura realidad que ha vivido Venezuela en los últimos 5 años bajo la administración de Nicolás Maduro; la escasez de alimentos y medicinas, el incremento del índice delictivo, el auge de la economía informal, el éxodo masivo, la agudización de la pobreza, la decadencia de los servicios públicos, entre otros, situaciones que se han ido agravando con el tiempo debido a la corrupción, uno de los grandes flagelos que afectan a la sociedad venezolana.

“Tenemos en el país una situación en que los entes administradores de justicias y de desarrollo de políticas públicas, han sido permeados por la corrupción, la opacidad, personal mal remunerado, entre otros males”, dijo Desirée González, coordinadora del Observatorio de Programas Sociales.

Medidas de Maduro

En el segundo capítulo sobre las medidas tomadas por el régimen de Maduro para combatir la pandemia, indicaron que sumado a los problemas que ya se venían acarreando, las restricciones produjeron mayor incertidumbre en la población.

Suspensión de clases y espectáculos públicos, cierre de restaurantes, cines movilizaciones o cancelación de vuelos internacionales, fueron algunas de las medidas tomadas. Quienes mantuvieron sus labores fueron los sectores públicos y privados esenciales como servicios de salud, alimentación, electricidad, gas, combustible, desechos sólidos, seguridad, telecomunicaciones y transporte.

El resto de la población se vio en la obligación de mantenerse en casa y se les prometió pagos y bonificaciones para sobrellevar la cuarentena social.

En cuanto al apoyo que ha recibido la población más vulnerable durante la pandemia, denunciaron que entren marzo, abril y mayo, se entregaron 6 bonos que en total equivalen a 20 dólares, y que el sector salud recibió solo una bonificación -la más alta de todas- de 4 millones 762 mil bolívares que para el momento representaban 36 dólares.

Se hizo la comparativa con varios países del hemisferio y quedó en evidencia que los incentivos en el país no son suficientes para siquiera cubrir la alimentación en los hogares y ante esto, muchos han incumplido con el confinamiento en busca del sustento.

“Se han generado muchos abusos contra la ciudadanía que han quebrantado la cuarentena obligatoria. El trato humillante ha sido evidente con quienes salen a la calle, han aplicado castigos y las han expuesto al escarnio público”, dijo González.

Virus y control social

El último punto expuesto en el Foro Chat fue sobre el control social aplicado por el régimen de Maduro afianzándose en la pandemia de la COVID-19.

Destacan la profundización del control de la información, puesto que el manejo comunicacional en cuanto al virus ha sido centralizado, subrayando que el sector salud y la prensa no han sido involucrados en las entregas de boletines sobre los contagios. De igual forma han sido detenidos periodistas y trabajadores de la salud por denunciar las diferentes irregularidades, y además han bloqueado redes sociales y páginas informativas.

Aunado a esto, subrayan que las medidas restrictivas han influido en el número de protestas registradas en el país. “El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social reportó solo en Abril un total de 716 protestas, es decir, 24 manifestaciones diarias pese a la cuarentena. De estas protestas, 474 se produjeron por fallas en los servicios de electricidad, agua y gas doméstico”, detalló González.

Agrega que la situación de la cuarentena en Venezuela es muy diferente a la de cualquier otro país, ya que la escasez de gasolina ha sido un factor clave. Muchos expertos aseguran que la extensión del confinamiento se debe a la falta de combustible, sostuvo la representante de Transparencia Venezuela.

“Actualmente Venezuela vive la peor crisis y bajo circunstancias especiales. Una de ella es el Estado de emergencia económica permanente, 14 decretos más sus 2 respectivas prórrogas, que está en vigor desde el año 2016 violentando la Constitución Nacional, que establece que su vigencia máxima debe ser de 120 días”, explicó.

Es por ello, que ante toda esta situación que se ha expuesto previamente, Transparencia Venezuela consideró este último punto como uno de los factores que conforman “el patrón de gran corrupción”, porque se ha gobernado en emergencia durante 4 años sin solucionar la situación económica, solo para evadir el control constitucional que debe ejercer la Asamblea Nacional sobre las decisiones del Poder Ejecutivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *