Asamblea Nacional rechaza plan de estudio a distancia porque excluye al 75%

Asamblea Nacional rechaza plan de estudio a distancia porque excluye al 75%

Asamblea Nacional rechaza plan de estudio a distancia porque excluye al 75%

Desde la Asamblea Nacional en sesión realizada este martes se rechazó el plan del régimen de Nicolás Maduro de realizar clases a distancia porque afirman excluye al 75% de la publicación estudiantil.

La Asamblea Nacional (AN) rechazó y condenó el plan implementado por el régimen de Nicolás Maduro de impartir clases a distancia, por considerar que el mismo no es viable y deja excluidos a 75% de la población estudiantil, que solo se trata de una improvisación para cumplir con un requisito y culminar el año escolar 2019-2020, con muy pocos conocimiento y pésima calidad educativa.

Así se desprende de la sesión ordinaria realizada de este martes vía digital, durante el debate sobre la situación del sistema educativo durante la pandemia del COVID-19, debido a las erradas medidas tomadas por el régimen usurpador de Nicolás Maduro.

Inició el debate la presidenta de la Sub Comisión de Educación de la Asamblea Nacional la diputada por el estado Lara, Bolivia Suárez, quien manifestó que el régimen decidió culminar el año escolar a través de la metodología de la educación a distancia, dejando excluido a 75%, que a su juicio lo “único que tiene garantizado es la pérdida del año escolar”.

“Los estudiantes no cuentan con los equipos necesarios para recibir unas clases a distancia: Computadoras, ni teléfonos inteligentes al igual que los educadores. Tampoco los venezolanos contamos con los servicios públicos de calidad, como la electricidad y el Internet, porque hay constantes cortes de luz y el Internet es intermitente o no hay señal. Es decir que es imposible la conectividad del 75% de los estudiantes y tampoco de la mayoría de los docentes”, dijo.

Dijo que la las clases que están impartiendo a través de la televisión por el canal del estado no han sido preparados por expertos en educación a distancia, ni planificados, que sus contenidos son deficientes y tiene serios errores.

En ese sentido planteó que la Asamblea Nacional a través de la Sub Comisión de Educación, como ente democrático en defensa de la calidad de la educación establecido en el artículo 102 y 103 de la Constitución Nacional, que en la próxima sesión se apruebe un acuerdo con las propuestas idóneas para la culminación del año escolar, que puede ser a través de su reprogramación de septiembre a diciembre y en enero iniciar el nuevo año escolar 2020-2021.

“Garantizar una ayuda socioeconómica a los docentes a través del Plan País y el gobierno de Emergencia Nacional, porque este régimen no ha hecho los ajustes salariales correspondientes. También debemos realizar una reunión con los movimientos magisteriales y la sociedad de padres y representantes para hacer un plan de trabajo para la recuperación de año escolar”, agregó.

Por último, la diputada Bolivia propuso que una vez que culmine la cuarentena y se establezca el Gobierno de Emergencia Nacional, se dignifique al docente con unos salarios dignos. “El educador es quien prepara los profesionales que van a ayudar en la reconstrucción y progreso del país”, enfatizó la parlamentaria larense.

Luego tomo la palabra la diputada a la Asamblea Nacional por el estado Carabobo, María Mulino, quien sostuvo que en Venezuela no se cuenta con una plataforma estructural tecnológica y organizada para que el docente pueda dar clases escolares a distancia, vía online.

“Las constantes interrupciones del servicio eléctrico e Internet hacen imposible que un docente pueda comunicarse con sus alumnos de una forma virtual. Hemos visto lastimosamente por VTV algunos contenidos de profesores impartiendo clases con contenidos errados, lo que nos va a llevar a terminar el año escolar sin calidad educativa”, explicó.

Por su parte, la Diputada por el estado Amazonas Rosa Petit, manifestó que el régimen sigue en su esfuerzo por acabar con la educación venezolana, aprovechándose de la pandemia por el COVID-19 al imponer el plan “Cada Hogar una Escuela”, que no va acorde con la realidad del país, que su único objetivo es cumplir con un requisito de culminar, como sea, el año escolar.

“Los que está haciendo el régimen es improvisando, porque este programa es un híbrido, de lo que es la educación de la casa y la que es a distancia. Sumado a que los educadores no son los profesionales en tecnología, especialistas para dirigir estos programas a distancia. Más los errores continuos que se dan en los programas por los canales de TV del Estado”, dijo.

Subrayó que el régimen se burla del magisterio y los venezolanos, engañándolos al señalar que este programa es un éxito, cuando en toda Venezuela no hay energía eléctrica, no hay telefonía celular, Internet, ni combustible.

“En Amazonas, por ejemplo, solo se escuchan las emisoras de radio. Aquí no llega ese programa porque no hay combustible, porque de los 7 municipios que tiene Amazonas, uno solo tiene energía eléctrica, el resto utiliza plantas eléctricas que se alimentan de gasolina y no hay. Los indígenas tampoco están recibiendo clases porque están cumpliendo con la cuarentena”, aseveró.

Finalmente sostuvo que es necesario que el régimen espere que pase la cuarentena y culminar el año escolar entre septiembre y diciembre. “Esta sobre la mesa esta propuesta y su discusión, con ideas y planes coherentes en beneficio del futuro y progreso de Venezuela”.

La Diputada a la Asamblea Nacional por el estado Aragua, Amelia Belisario, precisó durante su intervención que el régimen no ha escuchado a los docentes desde hace muchos años y ahora menos cuando plantea las clases a distancia, supuestamente para salvar el año escolar.

Destacó que el régimen lo que pretende es culminar un año escolar sin enseñanza alguna, sin cuidar el futuro de los escolares. Se preguntó: “¿Cómo pretenden que sean los docentes y los padres y representantes los que subsidien la responsabilidad del estado en materia educativa si no tienen ni para comer y tampoco cuentan con servicios públicos de calidad como energía eléctrica e Internet?”.

“Un docente tipo uno en Venezuela gana 806 mil 347 bolívares, incluyendo el bono de alimentación y todas las primas. Cuando la canasta alimentaria, según cifras del CENDAS de marzo de 2020 es de 19 millones 156 mil 813, si este monto lo dividimos entre lo que gana un docente, es más hambre y miseria, porque se necesitan 23.75 sueldos para poder alimentar a su familias “, explicó.

Maduro:”¿Si Colombia es tan chévere por qué no se quedaron allá?”

“¿Si Colombia es tan chévere por qué no se quedaron allá?” Maduro a los venezolanos que se regresan

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × cinco =