Adultos mayores de Portuguesa temen contagiarse con COVID-19 en los bancos

Fotografía de colas para entrar al Banco de Venezuela

Fotografía de colas para entrar al Banco de Venezuela

Luego de 3 semanas de cuarentena cientos de adultos mayores asistieron a los bancos de Portuguesa en búsqueda de dinero en efecto al igual que la realización de otros trámites bancarios, por lo menos en cada banco las colas de espera eran de 500 personas para entrar.

Gran parte de los asistentes eran personas de la tercera edad quienes buscaban cobrar sus pensiones para el pago de sus necesidades básicas como la alimentación, medicinas o el transporte público.

A pesar de la falta de distanciamiento social en los bancos, los adultos mayores asistieron en búsqueda de su dinero, pero con una fuerte preocupación de contagiarse con el virus COVID-19 el cual los afecta principalmente a ellos como grupo vulnerable que son.

Las grandes colas, al igual que la falta de distanciamiento social, y medidas de seguridad como cubrebocas, fueron un factor de preocupación para los adultos mayores quienes salieron de sus hogares en búsqueda de sus pensiones.

Igualmente, las personas que asistían a las entidades bancarias denunciaron casos de clientelismo por parte de las autoridades y personal del banco quienes asistían de manera preferencial a amigos o familiares de los mismos antes que las personas que estaban asistiendo en la cola para entrar al banco.

“Aquí podemos pasar hasta seis o siete horas bajo sol o lluvia y nadie tiene contemplación, pero basta que llegue un policía o un amigo de los que allí trabajan para que los dejen entrar de una vez”, advirtió Ramón Figueredo, al medio El Pitazo

El Comité de Defensa de los Derechos Humanos de los Adultos Mayores del estado Portuguesa expreso en forma de denuncia los malos tratos que enfrentan para entrar al banco y obtener el servicio que este suele prestar al público.

Irma García Mendoza, representante del comité, señaló que la denuncia se expuso ante la Superintendencia Bancaria (Sudeban). Expresó que las agencias del Banco de Venezuela en la entidad han obviado el trato preferencial que les deben dar a los adultos mayores.

“Lo que se pretende, en medio de esta pandemia, es evitar la aglomeración de adultos mayores en las entidades bancarias para que no se genere un foco de contagios, teniendo en cuenta que ni siquiera tenemos las vacunas. Además, se hace la advertencia para evitar el cobro adicional e ilegal que pudiera hacer el personal por la entrega preferencial de las tarjetas. Nosotros ni siquiera debemos ser víctimas de malos tratos por parte del personal bancario”, aseveró Mendoza.

Fuente: El Pitazo

Síguenos en: Facebook | Twitter | InstagramTelegram

Puede interesarte leer: Rusia prohíbe formalmente el matrimonio LGBTI en todo el país