Boconoito: Denuncian negligencia medica en muerte de paciente con síntomas de Covid-19

En Boconoito familiares de un paciente quien murió con síntomas de Covid-19 denuncian negligencia medica.

Guanare 24 de agosto- Familiares de un paciente que falleció con síntomas de Covid-19 denunciaron que habría muerto porque lo “mandaron a morir de mengua”.

Ramón Ignacio Hernández Mendoza, de 48 años quien residía en San Genaro de Boconoito en el estado Portuguesa, murió por presunta negligencia medica, lo mandaron a su casa cuando requería estricta vigilancia médica para monitorear su frecuencia respiratoria, denuncian sus familiares.

La prueba rápida para detección de COVID-19 había salido negativa y las autoridades sanitarias se rehusaron, en dos oportunidades, a recluirlo en el Centro Diagnóstico Integral de Boconoíto, al sur del estado Portuguesa.

Hernádez falleció en su casa el pasado viernes 14 de agosto, a consecuencia de un paro respiratorio, luego de ser rebotado por dos centros de salud. Su sobrino, Franger Hernández, cuenta que la muerte de su tío ocurrió por la desaplicación de una terapia de oxígeno. Murió por negligencia y ausencia de tratamiento médico, acusó.

En el ambulatorio de Las Tinajitas no le pudieron prestar la atención médica necesaria a Hernández Mendoza. La bombona con oxígeno disponible carecía de manómetro. Además, el puesto de salud no cuenta con el servicio de médicos y enfermeras durante la noche. El manómetro se consiguió por diligencia familiar, pero no se logró en lo inmediato un técnico para su instalación. Ya durante la madrugada apareció el instalador, pero el ambulatorio estaba cerrado.

Denunciaron ademas que fue trasladado al CDI de Boconoito pero tampoco le atendieron ni le sumnitraron tratamiento a pesar de haber presentado un informe medico.

Hernández Mendoza era un paciente con alta sospecha de COVID-19 que requería oxígeno urgente para salvar su vida. Cuando llegó al CDI por última vez, su nivel respiratorio estaba disminuyendo y se encontraba a 81°.

Los médicos de guardia conocían el riesgo de muerte que este corría en ese momento. «Solo lo tuvieron bajo oxígeno durante tres horas y lo enviaron de nuevo a casa», denunció el sobrino.

Franger Hernández, quien ejerce de abogado y forma filas en la organización de derechos humanos Foro Penal, lamentó que después de darle sagrada sepultura a su tío fue que se hicieron presentes la epidemiólogo del municipio, y el personal médico y de enfermería.

Otra noticias que te puede interesar: Células madres un nuevo tratamiento para diabeticos

“Es una vergüenza que no se hayan acercado antes a realizarle a mi familiar la PCR ni el examen nasofaríngeo, como lo indicó el médico tratante en el informe presentado”, dijo.

«Todo lo que pasó es inhumano, cruel, inconstitucional y constituye una violación a los derechos humanos. Se actuó de mala fe al no procurar brindar la atención médica y hospitalización inmediata a este paciente», señaló el abogado al argumentar que esta muerte debe marcar un precedente en el estado Portuguesa.

“Las autoridades regionales de salud deben entender la gravedad de los casos de COVID-19 y dar la orden a todos los centros de salud de la jurisdicción de que ingresen a cualquier persona que llegue con dificultad respiratoria, aunque el diagnóstico a través de las PDR dé negativo” agregó.

Hizo un llamado también al alcalde para que habilite personal de salud en los centros médicos, es especial el Ambulatoria de Las Tinajitas en horas nocturnas para que puedan ser atendidos los pacientes de emergencia ya que por la situación de escasez de combustible se hace imposible trasladar a Guanare o Acarigua a las personas que necesitan atención medica.

Con información de ElPitazo.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 4 =