Colapsó unidad de diálisis en Acarigua estado Portuguesa

La Unidad de Diálisis Portuguesa, ubicada en la ciudad de Acarigua en el  estado Portuguesa, fu declarada por sus usuarios en “Paro técnico”, tras dar a conocer que sólo tres máquinas quedan operativas para atender a 43 pacientes renales.

El presidente de la Asociación Civil de Pacientes Renales del estado portuguesa José Narváez, denunció que esta unidad se vino abajo, no esta en condiciones de seguir prestando el servicio a los paciente renales.

Narváez explicó “Es muy delicado que no recibamos la diálisis completa, apenas son 2 horas y media que se realiza, cuando el mínimo de horas es de tres, esto causa más daño a nuestra salud – Con estas tres máquinas que inician operaciones desde las ocho de la mañana hasta las siete de la noche, sólo se pueden atender apenas nueve a diez pacientes diariamente, mientras el resto queda rezagado poniendo en riesgo sus vidas”, dijo.

Indicó que ya han fallecido doce pacientes de esta unidad en lo que va de año, debido a las complicaciones que ocurren al no tener un tratamiento de hemodiálisis acorde.

Por otro lado exigen que los 43 pacientes, sean trasladados a Servicios Nefrológicos CA (Seneca); que en este momento está en mejores condiciones, luego de la protesta realizada en dias pasado.

Los pacientes renales pidieron la presencia de la Defensora del Pueblo, doctora Raquel Vieira para que sirva de mediadora en gestionar la reubicación de los pacientes que diariamente quedan sin posibilidad de cumplir su tratamiento.

José Narváez relato al equipo de prensa de Punto de Corte en el estado Portuguesa como se encuentra su estado de salud, “No me dializo desde el viernes y ya hoy es miércoles, porque no había agua. Estoy mal, no puedo caminar mucho porque siento que me asfixio y me siento débil- Siempre hay un pero para todo cuando es el agua es la luz y así – lamentablemente como representante de los pacientes renales, tenemos que tomar las decisiones a favor de la salud y la vida del enfermo renal”.

Finalmente demandamos el cierre total de esta unidad, hasta tanto el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) y la empresa Diálisis de Venezuela resuelvan el colapso de esta dependencia; “Ya basta de pañitos tibios, nos arreglan cuatro o cinco máquinas y resulta que, a los dos o tres días, vuelven a dañarse”.- Solicitamos que esta unidad sea repotenciada integralmente en cuanto a equipos, aires acondicionados, agua, electricidad, así como requiere de nefrólogos, psicólogos, psiquiatras, entre otras cosas, para prestar una atención integral, enfatizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *