Asesinan a otro Venezolano en Perú lanzándolo desde un tercer piso

Fotografía de Wilmer Colmenares, Venezolano asesinado en Peru lanzándolo desde un tercer piso

Fotografía de Wilmer Colmenares, Venezolano asesinado en Perú lanzándolo desde un tercer piso

Wilmer Jaime Colmenares de 41 años quien era un inmigrante venezolano que vivía en la ciudad de Lima, Perú falleció producto de una fuerte golpiza para luego estar lanzándolo desde tercer piso de un edificio.

El asesinato de Colmenares fue denunciado por su prima Karla Tapias quien busca que se responsabilice de manera penal a los implicados en el homicidio de su familiar el cual fue drogado, golpeado y posteriormente fue lanzado desde un tercer piso.

La prima de Colmenares explico que este se había reunido en días pasados con varios amigos con los cuales estuvo ingiriendo bebidas alcohólicas para posteriormente ser supuestamente drogado por los asistentes a la fiesta.

La víctima, oriunda del estado Táchira, acudió a su trabajo en la mañana “hablando incoherencias”, relató Tapias a La Nación Web.

“Me dijeron que en la mañana mi primo veía a los muchachos donde trabajaba y supuestamente no los reconocía, él estaba ido, desorientado. Una señora grabó el video con lo sucedido. Le llegaron a preguntar qué pasó, ella dice que lo vio caminando normal, y tal vez se confundió, entró a ese piso y lo empezaron a empujar”, explico la prima de la víctima.

El asesinato de Colmenares

Wilmer Jaime Colmenares fue golpeado entre varias personas y envuelto en papel plástico (envoplast), posteriormente los atacantes procedieron a asesinarlo lanzándolo desde un tercer piso.

 “Cuando cayó, les entraron a patadas”, detalló Tapias, prima de Colmenares explicando lo que había pasado con su primo.

“Él no tenía ni un cuchillo para que lo hubiesen confundido con un ladrón. Alguien que va a robar por lo menos tiene un cuchillo, y él no tenía absolutamente nada. Parece ser que una patada le desprendió el hígado y esa fue la causa de la muerte”, aseguro Tapias.

Karla Tapias exige justicia para su primo. Cuando la venezolana acudió a la policía para saber qué información tenían, estaba registrado con otro nombre y nacionalidad colombiana. “Quieren hacer pasar el hecho como si mi primo estaba robando, porque ayer cuando los compañeros de él se fueron a preguntar qué sucedió, los policías se pusieron nerviosos. No quieren entregar los vídeos de las cámaras de seguridad”, denunció.

Y añadió: “Yo quiero poner esta denuncia para que esto no siga ocurriendo, no se puede estar matando a personas inocentes. El sábado fue él, mañana puede ser otro simplemente por xenofobia”.

Fuente: Caraota Digital

Síguenos en: Facebook | Twitter | InstagramTelegram

Puede interesarte leer: Facebook le declara la guerra al gobierno australiano