Trump agradece al Comando Sur por el apoyo para derrotar el narcotráfico en América Latina y EEUU

El presidente de los EE.UU, Donald Trump se trasladó al estado de Florida para realizar una reunión con funcionarios del Comando Sur, cuya sede está ubicada en Doral, esto con finalidad de tratar temas referente al narcotráfico en América Latina.

“Esta administración está comprometida a desmantelar los cárteles que han sido responsables de miles de muertes”, declaró el mandatario en el inicio de su reunión con el Comando Sur. “El año pasado, 70.000 preciosas vidas americanas fueron tomadas por el veneno que los cárteles traen a nuestro país”, afirmó.

“Vine a agradecerles personalmente por su valiente lucha para defender nuestras fronteras y sacar… a estos viles traficantes del negocio”, agregó Trump, dirigiéndose a las autoridades del Comando Sur.

Por su parte, el secretario de defensa Mark Esper aseguró que por culpa del régimen de Nicolás Maduro y los demás malos actores ligados a las drogas, “Estados Unidos se ve afectado por el narcotráfico, así como el pueblo de Venezuela”.

Antes de dar la conferencia junto a Esper, Trump dialogó brevemente con periodistas sobre las relaciones con China, a las que definió como “severamente dañadas”, al tiempo que dijo que no avizora una fase 2 del acuerdo comercial con el país asiático en el corto plazo.

“Las relaciones con China quedaron seriamente dañadas. Ellos podrían haber parado la plaga y no lo hicieron”, afirmó el mandatario en relación a la pandemia del coronavirus que fue detectada por primera vez en la localidad china de Wuhan a finales de 2019.

También aseguró que Estados Unidos se está levantando tras las cuarentenas por el COVID-19. “Nos recuperaremos económicamente ya que la gente confía en nuestra gestión”, destacó.

La agenda de Trump en el sur de Florida, que es el epicentro de la COVID-19 en este estado, se completa con una reunión privada de recaudación de fondos en Broward, condado vecino al de Miami-Dade.

El avión presidencial Air Force One aterrizó en el Aeropuerto Internacional de Miami pasadas las 12:00 horas (16:00 GMT). Grupos de partidarios de Trump se congregaron en las inmediaciones del aeropuerto para dar la bienvenida al presidente, que no llevaba mascarilla cuando bajó del avión, aunque sí mantuvo la distancia al saludar a las autoridades que le esperaban.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *